La buhardilla de Chamartín




25.1.06

Movimiento

En estos días de ir y volver, de acabar allí, y empezar acá, de abrir, cerrar y arrancar otra vez, ya hemos encontrado un nuevo sitio, donde (para) vivir.

La Buhardilla de Chamartín, es pequeña, pero acogedora.

Tiene una pared granate, para llenar de cuadros y fotos.

Dos armarios empotrados, una habitación, el salón, el baño y una cocina que forma, un cuadrado perfecto.

Contiene el espacio justo, para que convivamos a gusto, yo, mi amor, y una pantera negra.
Eso sí, siempre dispuestos a apretarnos un poquito, para recibir a los seres queridos.

Invitados estáis.