La buhardilla de Chamartín




26.5.06

Para eso están los ojos



Encontramos la paz en los espacios abiertos.

Amore, Amore, Amore...

Muérdeme despacito el corazón, mientras te acaricio el alma.